HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Todo empieza otra vez, cada instante que se rompe la maquinaria, que se pierden las convicciones en la sombra y la cicatriz, que la boca arriesga su guitarra en la deriva, su piedra en la mano, su cóctel molotov, su risa. No importa lo demás, la mar hoy es el siguiente paso, yo voy hacia ella, como ave sin mundo, como la primera y la última palabra.

2 comentarios:

  1. Todo empieza otra vez
    por eso tramos el círculo
    para que los límites
    no nos hicieran el vacío.

    ResponderEliminar
  2. me gusta con la claridad de mente y palabras que trasmites lo que escribes

    ResponderEliminar