HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

Me despierto..... no recuerdo ahora lo que soñaba, me levanté demasiado rápido de la cama y cambié de estado de consciencia con la emoción del viaje y no me quedé ensimismada. Aunque no saldré todavía, tengo que hacer algunas cosas. Hoy todo huele a esperanza. Volver al mar es volver al interior de mí misma, a la conexión desnuda y combustible, del fondo del yo hacia la vida, hacia lo que queda, hacia lo que sueña y se levanta libre y desvestido y ronca ocasos de salitre a la avalancha del ir y jugar. Del amor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario