HAY UNA MENTIRA QUE ME HA CONVENCIDO PARA SIEMPRE Y ES QUE ESCRIBIR SIRVE DE ALGO

Ardidos

El otro día por probar, mandé un currículum literario, a una empresa de esas de explotadores de enfermos mentales, con la idea de hacer sindicato, de nuevas experiencias, sólo un rato. Porque por suerte, tengo lo suficiente para vivir, y voy sin equipaje, arroz y manzanas.
Me llama el tipo con voz sobrada, como si él dijera ven y yo lo dejara todo. Le interrogo de las condiciones del contrato.. Y no quiere responder, habla de que primero será la entrevista con ese tono facha que ha otorgado y favorecido el capitalismo a todos los empresarios. Le vuelvo a preguntar, condiciones del contrato, puesto, salario, horas, vacaciones, porque no voy a ir a una entrevista a un trabajo de putas a lo tonto y menos ahora que ha vuelto el amor y estoy demasiado entretenida.  Le jode, le jode que yo tenga la minusvalía por loca y no por tonta, le jode que no esté desesperada y que no ponga el culo a su voz.. Me dice que el trabajo sería para el montaje, le digo ah sí, eso de estar como un robot en una máquina que se mueve atando cablecitos. Muy bonito todo. 
Eso tipo de empresas no aman a los locos ni a nadie, sólo aman el dinero, no favorecen inclusión, favorecen su cuenta bancaria porque no tienen que pagar a hacienda, son un prostíbulo que van disfrazados de la beneficiencia y el filantropismo y son unos buitres, que ofrecen trabajos, sin alma, sin creatividad, sin vida, sin emponderamiento, siempre con el salirio minimo,  militarizados, de puta mierda. 
Pero ancha es castilla y más será cuando arda de anarquismo y la locura libre bese la tierra y la luna.

No hay comentarios:

Publicar un comentario